La Auditoría de Imagen

Los cuatro pasos principales para practicar una Auditoría de Imagen:

1. Análisis de tu identidad y autoimagen.

2. El estudio de la cultura organizacional.

3. Las oportunidades y fortalezas de tu imagen o la de tu empresa.

4. La estrategia de imagen con la que deberás trabajar inmediatamente para posicionar o reposicionar la imagen de tu empresa.

Pocas empresas y personas han sido afortunadas en conseguirlo todo gracias a que siempre tuvieron la humildad de detenerse y reflexionar cómo están haciendo las cosas. Este artículo le da los pasos de una Auditoría de Imagen para hacer su trabajo de manera creativa y diferente a cómo lo hacen otros, dejando en la memoria colectiva un profundo y merecido reconocimiento por su perseverancia.

En un curso que impartí hace unos días, les pregunté a los participantes si ellos se sentían bien por como son y lo que, hasta ese momento, habían logrado en su vida. Las opiniones, en un principio, juzgo, fueron subjetivas pero al profundizar e insistir una vez más en la pregunta, al final las respuestas fueron, considero, más honestas.

El caso de estos colaboradores puede ser el de muchos otros más. Fingir su realidad creyendo que superficialmente están bien, cuando interiormente no lo están, resulta una de las más débiles estrategias de imagen. Lo mismo sucede con aquellas empresas que quieren más y más pero no han detectado a tiempo sus errores o sus aciertos de imagen. “Si siempre hacen lo mismo, obtendrán lo mismo”

Esta “falsa realidad” puede multiplicarse y hacerse una hecatombe si no se reacciona a tiempo. Por eso, para prevenir una frustración, es necesario que inviertas en una Auditoría de Imagen para tu persona o empresa, la cual te ayudará a cuidar la actitud consciente e inconsciente de tu imagen.

La Auditoría de Imagen refleja una gran oportunidad para las empresas y las personas para desplegar todo su potencial y practicar nuevas actitudes, actuando a tiempo con una estrategia y corrigiendo los errores que les han impedido crecer. Le pondré un ejemplo: Supones que tienes buena salud, pero vas al médico a hacerte un chequeo general y en tu diagnóstico te detectan uno o varios síntomas que ponen en riesgo tu salud. ¿Qué pasaría si no actúas a tiempo?

Por eso, te voy a compartir los cuatro pasos principales que te permitirán practicar una Auditoría de Imagen, ya sea para tu persona o empresa: 1. Análisis de tu identidad y autoimagen. ¿Lo qué tu empresa o lo que tú eres, coincide con lo que, en verdad, deseas ser? 2. El estudio de la cultura organizacional. ¿Cuál es es tu misión, visión, valores? 3. Las oportunidades y fortalezas de tu imagen o la de tu empresa, ¿Qué opciones nuevas te presenta el mercado ante el rápido cambio que se vive día a día? 4. La estrategia de imagen con la que deberás trabajar inmediatamente para posicionar o reposicionar la percepción de tu empresa. Una vez que tienes el diagnóstico, sea bueno o malo ¿Qué acciones harás para corregir o aprovechar las fortalezas de tu imagen?

Es importante que te diga que una Auditoría de Imagen no puede acabar ahí. El tiempo sigue su marcha, y la estrategia que dió resultados en un tiempo, probablemente, después ya no los dé.

Los resultados de las, aún, pocas empresas o personas que han invertido en una Auditoría de Imagen han sido asombrosos, ya que han logrado pequeños cambios que resulta un gran cambio para ellas, porque han fortalecido su imagen y ahora tienen más fuerza y poder que antes.

La realidad es que las empresas que eran micro, ahora ya son medianas; las que son pequeñas comienzan a ser grandes; y las “gigantes” empiezan a perder terreno y competitividad por sólo dejar como buenos deseos, querer ser los mejores. Lo mismo sucede con las personas, las que estaban en un nivel jerárquico bajo, ahora están en el medio, y los que están en el medio ahora están en el grande. Mientras que los de niveles más altos, comienzan a preocuparse por no ser desplazados por aquellos que auditan y explota su mejor recurso: su imagen.

Esta entrada fue publicada en Imagen empresarial. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La Auditoría de Imagen

  1. JORGE GUTIERREZ dijo:

    Excelente articulo, felicitaciones¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *