¿Crisis o escasez de verdaderos líderes?

Pareciera que es un día como cualquier otro. Es el tiempo de llegar a la oficina, saludar con cara seria y gesto adusto a los demás, evitar el contacto visual, entrar al lugar de trabajo y sentarse a tratar de organizar el día. “Los resultados son los que importan” -te dices convencido una y otra vez-

Revisas tu e-mail y te das cuenta que hay cientos de correos, varios pendientes que resolver y problemas que solucionar. Experimentas una sensación de estrés y poco a poco vas perdiendo la “tranquilidad”.

Sientes que las cosas se salen de tu control -no de control-. Aprovechas el poder que tienes en la empresa para dar órdenes a los demás de forma déspota –para no creer que estás perdiendo el poder- y regañas a quien se cruza frente a ti, descargando todo tu enojo y frustración. Revisas el reloj y aún no has cumplido ni con una hora de trabajo. Siguiendo así, ¿Cómo terminarás física y emocionalmente el día, la semana, el mes, el año?

La anterior descripción es justo la imagen ejecutiva que comunican algunos directivos, gerentes y jefes cuando tienen poder. No es hablar al tanteo y sin fundamentos. Es lo que se ve y la imagen mental que nos formamos de la(s) cabeza(s) de la organización cuando vamos a vender nuestros servicios. ¿Cuál es la coherencia entre lo que dicen y hacen? ¿Por qué tratar al colaborador –no empleado- como si fuera un instrumento o una máquina de trabajo?

No se puede concebir a un líder que solamente dé órdenes y busque el bien personal. No se puede concebir a un líder que se esmere en hacer las cosas bien y no hacer las cosas correctas. No se puede concebir a un líder que exija a sus colaboradores que se capaciten más, si sus habilidades directivas son limitadas. Se necesita ejemplo, testimonio, servicio, buscar el bien común en pocas palabras.

¿Será que no existen líderes verdaderos porque cuesta más trabajo ser coherente y fiel a los objetivos personales? Y esto implica trabajar con las áreas de oportunidades para identificar los posibles cambios. Y el cambio muchas veces es doloroso, porque representa salir de la zona de confort y comenzar desde cero.

Es necesario que el empresario, la cabeza de una organización, se conozca a sí mismo, identifique sus talentos, trabaje con su expresión verbal, lenguaje corporal y vestimenta ejecutiva con compromiso, no nada más que esté viendo los errores de su equipo de trabajo.

Vivimos de las figuras del pasado. Resulta triste, verdaderamente triste, que hoy en día no haya más líderes. Quizá la crisis también les haya afectado y pegado en la actitud. Es necesario volver al origen y darnos cuenta que somos seres humanos a quienes las relaciones interpersonales le dan un sentido a nuestra vida.

Ojalá que el hombre no acabe por ahogarse en el poder, cegarse y destruirse a sí mismo. Pensemos en las generaciones futuras. Es tiempo de actuar correctamente, es tiempo de cambiar.

Publicado en Imagen profesional y comportamiento | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿Cuántas cosas has dejado de hacer por miedo?

Sentir o tener miedo es natural, es humano, nos hace sentir vivos y darnos cuenta de que tan frágiles o fuertes podemos ser. En resumen, todo se trata de elegir.

El miedo puede ser una oportunidad o un obstáculo, una bendición, una lección, una motivación para transformarte en algo mejor de lo que fuiste ayer.

Recuerdo que cuando era muy pequeño, le tenía miedo a los payasos. La única manera en que lo superé fue sentándome en primera fila y pensar diferente acerca de ellos.

Más tarde cuando crecí, me daba mucho miedo hablar en público. En una ocasión estando en la secundaria, me hice pasar por afónico con tal de no hablar al frente de mis compañeros y maestra. Me sentí fatal por haber sido cobarde por lo que me propuse que en la siguiente clase lo haría y lo hice pero… imaginando a mi público en calzones y ¿qué creen? Funcionó.

Al terminar mi carrera, juré que jamás me dedicaría a vender (cuidado con los jamás) y al ir creciendo y madurando me di cuenta que todo lo que uno hace es vender (vendemos nuestras ideas, nuestra imagen, experiencia, liderazgo, etc)

Dejando a un lado el lado profesional, gran parte de las cosas que dejé de hacer por miedo, fue acercarme a decirle tan solo un ¡Hola! a la niña que me gustaba en aquel entonces. ¿Sabes cuántas veces me arrepentí de no hacerlo? ¡Muchas!

Pasado el tiempo, en la universidad conocí a quien hoy es mi esposa y me encantó, puedo afirmar que fue amor a primera vista. No podía permitirme dejar pasar otra oportunidad y sabía que tenía que hablarle.

Vencido el miedo, le hablé y más tarde nos hicimos novios, ahora esposos y estamos escribiendo una hermosa historia de amor. Y pensar que todo comenzó como un sueño para mi…

Hasta hoy todas estas lecciones me han transformado en una mejor persona, no soy lo máximo pero me siento una persona más libre, más confiada y seguro de sí mismo al quitar de mi vida los miedos que me impedían, sobretodo, ser feliz.

Y para ti, ¿Qué es más grande, tus sueños o tus miedos?

Publicado en Actitud y mentalidad positiva | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

¿Cómo vestir bien en tiempos de crisis?

“No necesito usar traje para trabajar” “Tampoco estar sonriendo todo el día para vender mis productos”, dicen aquellos que no le tienen fe a la imagen, quizá más por desconocimiento que por apatía, tal vez porque algunas personas la han mitificado más en las apariencias que como herramienta útil para comunicar una o más cualidades.

Estas personas en parte tienen razón y en parte no. Todos los seres humanos tenemos la capacidad de hacer prejuicios de otros y de las cosas; tenemos la inteligencia para preferir aquello que nos conviene por encima de lo que no, lo que cuesta menos de lo que cuesta más, pero, también, debemos de considerar que lo agradable a la vista genera un “click” casi inmediato en los demás.

Ese “gancho” ocurre cuando en un ambiente profesional, los demás nos ven vestidos apropiadamente. Somos agradables a sus ojos y lucimos profesionales, serios, y, hasta podemos comunicarles confianza.

En algunas ocasiones las personas piensan que como no tienen dinero no pueden comprarse un traje y su vestimenta formal y ejecutiva queda supeditada, entonces, a su poder adquisitivo. Error.

Hay trajes de todas clases y todos precios, así como camisas, corbatas y zapatos que temporalmente ayudan a tener una imagen ejecutiva profesional positiva. Lo mismo ocurre con las mujeres, hay tiendas, y no las que venden ropa pirata o de dudosa procedencia, que conocen bien a su mercado y sus precios son accesibles.

En el caso de los hombres, fábricas y tiendas como Kurián y Mens factory, entre otras más, ofrecen paquetes para conformar un guardarropa profesional formal, y también casual, con precios económicos y sin sacrificar necesariamente la calidad.

Para las mujeres, tiendas departamentales como Suburbia o Marsel, así como otras, venden ropa formal y casual a buenos precios, que logran que una mujer luzca ejecutiva y exprese, a través de su vestimenta, cualidades como seguridad, profesionalismo y confianza.

Incluso, tanto para hombre como para mujer, es una buena idea tomar una consultoría en imagen personal,      que ofrecemos en nuestra empresa, donde encontrarás, específicamente, las prendas que de acuerdo a tu presupuesto te quedan bien, así como de acuerdo a las proporciones de tu cara y cuerpo.

Otra buena idea es asesorarse con un Personal shopper, quien te acompañará medio día o un día completo de compras y responderá a tus dudas, con base a un cuestionario previo para conocerte y saber qué es exactamente lo que necesitas y las ocasiones para lo que las vas a usar.

Reflexiona. Nunca antes había sido tan importante la imagen personal para “sobrevivir” una época de crisis, sin que parezca que, físicamente, la situación ya te sobrepasó, y las percepciones de tus clientes, jefes y colaboradores que trabajan contigo sean otras.

Publicado en Imagen personal y vestimenta | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

¿Cómo vencí el miedo a hablar en público?  

 

Hablar en público siempre fue para mi, mi más grande miedo. Prefería retar a las alturas, otro de mis más grandes miedos, escalando muros y paredes, que tener que hablar al frente de todos.

Recuerdo que mientras estaba en la secundaria, una vez fingí que estaba afónico cuando el profesor me pasó al frente. Me sentí aliviado al principio por evadir la responsabilidad pero tiempo después me sentí arrepentido.

En otra ocasión, estando también en la escuela, me paralicé al querer hablar ya que mi mente me decía una y otra vez: ¡No podrás!, ¡Te vas a trabar! Y ¿Qué creen?, eso justamente pasó.

Desde niño mi sueño era la de ser comentarista deportivo o dedicarme al doblaje de series y caricaturas, o sea, vivir de mi voz y mis palabras, pero al ir creciendo me daba cada vez más miedo hablar en público. ¿Incoherente, verdad?

Por cuestiones de la vida y del destino, hoy me dedico al 100% a eso y capacito a otros para que lo hagan con éxito. No hay duda de que la vida siempre te pone frente a tus más grandes miedos y te da innumerables oportunidades de crecimiento.

Entonces, ¿Cómo vencí el miedo a hablar en público?, ¿Fueron las circunstancias?, ¿No quedaba de otra?

Aquí enlisto las razones:

  1. Me dejó de importar lo que otros pensaban de mi
  2. Aprendí que no hay peor forma de hacer el ridículo que evitándolo
  3. Confié más en mi y en mis capacidades y talentos
  4. Le empecé a ver el lado divertido y ameno a hablar en público
  5. Me preparé para aprender más de cómo tener mejor dicción, modulación, ritmo y volumen que me ayudarán a mantener atenta e interesada a mi audiencia
  6. Definí con esmero y cuidado mi personalidad y mi estilo de expositor, conociendo mejor a mi audiencia y eligiendo con cuidado los mensajes a transmitirles
  7. Encontré herramientas de comunicación verbal y no verbal (como mi vestimenta) para hacer congruente lo que decía y hacía
  8. Rendir homenaje a todos aquellos profesores que siemre se esforzaron por ser los mejores al dar su clase
  9. Empecé a ver a mi público como aquellas personas de las cuales uno aprender mucho más
  10. Lo vi, lo veo y lo seguiré viendo como un reto que me ayuda a mejorar cada vez más

¿Y tú?, ¿Cómo has vencido el miedo a hablar en público?

 

Publicado en Hablar en público | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿Cómo reemplazar los malos hábitos por buenos?

Todos buscamos ser felices. No hay persona que no tenga dentro de sus planes ser feliz plenamente.

Es justo ahí que existe una gran oportunidad para que, con base en disciplinas simples del día a día, convirtamos nuestros éxitos en felicidad masiva.

Cuando cambias el chip y te das cuenta que aquellas acciones negativas no te han dejado algo bueno, entoces, es momento de que los reemplaces por hábitos buenos, así verás como todo cambia y poco a poco llegan a tu vida los resultados deseados.

Una lista de recomendaciones para lograr esto de forma más precisa es:

  1. Darse a notar
  2. Aparecer constantemente
  3. Tener una perspectiva positiva de todo
  4. Comprometerse en el largo plazo
  5. Centra tus deseos en la fe
  6. Prepárate para “pagar el precio”
  7. Haz las cosas que te comprometiste a hacer

Dice Napoleon Hill, autor del libro “Piense y hágase rico”, el éxito radica en la voluntad del hombre, todo está en su estado de ánimo.

 

 

Publicado en Actitud y mentalidad positiva | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

¿Cómo quitar manchas de la ropa?

De repente en el momento menos pensado y cuando menos lo esperas, te echas encima la copa de vino, o la pasta de dientes escurre y mancha tus pantalones favoritos.

Afortunadamente, y como muchas cosas en la vida, quitar las manchas de la ropa tiene solución. Lo importante es conocer las técnicas y los métodos correctos para que la ropa no acabe peor de cómo ya está, así es que no hay que desesperarse.

Como nos gusta pensar en nuestros amigos de Actitud es imagen y que además de vernos buena onda nos perciban que como disfrutamos ayudarlos en sus dudas y apuros, hemos recopilado los principales remedios para quitar las manchas más difíciles, así es que no esperes a que se sequen para actuar.

Si tu ropa acabó salpicada por el café de esta mañana el cual disfrustaste con una amena charla en la oficina, coloca en un recipiente un poco de vinagre blanco con un poco de alcohol y aplica esta solución directamente en la mancha.

Si ya estabas lista para irte y de repente tu encantadora blusa blanca acabó con rastros de maquillaje, usa agua con vinagre y limón y verás como por arte de magia la mancha desaparecerá.

Si te encuentras en la oficina o escuela y la pluma riega tinta en tu saco o sudadera, consigue un poco de leche o jugo de limón natural sobre la prenda y taraaaaan! ¡no más recuerdos de tinta!

Ya se te hizo tarde y al lavarte los dientes, accidentalmente –y dramáticamente- ves como cae pasta de dientes y escurrió en tu corbata favorita, usa agua caliente y un cepillo de dientes viejo para removerla.

Si estás en un date y de los nervios te vaciaste la copa de vino –o la botella completita-, pide un vaso con leche fría y aplícalo en la mancha. Esto no te hará inmune a los accidentes pero te ayudará mucho.

Si estás de luna de miel y en la cena romántica la cera de las velas que adornan la mesa manchan tu precioso vestido, espera a que se solidifique y usa un cuchillo para retirarla, un poco de alcohol ayudará a retirar las manchas sobrantes.

Así es que la próxima vez que las manchas amenacen con acabar con la vida de tus prendas, sigue estas técnicas y métodos de cuidado, así podrás aprovecharlas mejor y evitarás que acaben en la basura.

 

Publicado en Imagen personal y vestimenta | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

¿Cómo puedes derrotar a la mente?

La mente es muy poderosa. La calidad de nuestros sentimientos, traducidos a pensamientos convertidos en palabras y luego en hechos determinan lo que somos.

El objetivo de este artículo no es pelearse con la mente, se trata de ver cómo nuestra fuerza de voluntad y compromiso son más poderosos que nuestra forma de pensar.

Esta mañana me dirigía a correr y mi mente me decía constantemente, no vayas, ¡qué flojera!, quédate dormido, déjalo para mañana y mientras más caso le hacía, más el cuerpo se contagió de esa sensación al grado de que me empezaron a doler las piernas.

Llegando al lugar, en el kilómetro 2 de mi recorrido, comencé a sentirme cansado. ¿Ustedes creen que era el cuerpo? Por supuesto que no, era la mente que me decía (otra vez), ayer corriste, ¡ya vámonos!, estás cansado, hace frío, un kilómetro más y ya, etc, sin embargo, mi fuerza de voluntad y compromiso fueron más fuertes que cualquier tipo de pensamiento.

Para derrotar a mi mente, además de lo anterior, elegí escuchar una conferencia del gran T. Harv Eker que habla sobre los secretos de la mente millonaria. Esto fue pura gasolina y motivación para mi.

La sensación de haber derrotado a mi mente pesimista y negativa fue determinante para comenzar mi día lleno de objetivos y metas por cumplir, trabajando enfocado en los resultados y dispuesto a pagar el precio del éxito.

En resumen, para derrotar a esa mente perezosa, negativa y que le encanta boicotearte, tienes que desarrollar más tu fuerza de voluntad, tu compromiso, ejercitarte y escuchar un buen audiolibro, tener tu agenda preparada una noche antes con actividades por hacer y no perder de vista tus objetivos.

Todo lo que hoy es incómodo, el día de mañana se verá reflejado de manera exponencial en tu cuenta bancaria.

Publicado en Actitud y mentalidad positiva | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿Cómo evitar parecerse a Donald Trump? (favor de leerse con humor)

Decía Hermann Hesse una frase que me parece precisa para efectos de este artículo: “Cuando odiamos a alguien, odiamos en su imagen algo que está dentro de nosotros”

Este escrito no pretende ser un odiométro que nos haga ver que tanto odias a Donald Trump, ni tampoco resaltar lo nefasto, misógino o racista que puede ser como persona. Para eso creo que hay mucho material, sin embargo, mi propuesta es más constructiva y reflexiva.

¿Cómo evitar parecerse a Donald Trump?

 

Sonreír siempre

Demuestra tu mejor sonrisa en los peores momentos no para aparentar solamente que no tienes problemas. Esta poderosa herramienta de comunicación no verbal, te proyecta como una persona más positiva y agradable, de esas a las con las que todo el mundo le gusta estar.

 

Escuchar

Si te cierras tanto por creer que siempre tienes la razón, no te preguntes por qué dentro de algunos años tienes el cabello más rubio.

Es más fácil mantener una relación con alguien que perderla por orgullo.

 

Responder a tus mensajes

Vivimos hipercomunicados y ocupados pero esto no es pretexto para creer que no tienes la vida ni para ir al baño. Solo tienes que hacer ajustes en tu organización diaria y encontrarás que tienes tiempo libre para responder a tus mensajes.

Además lo cortés no quita lo valiente.

 

Tolerar y respetar a otros

Seamos claros y honestos: mostrar tu desacuerdo por la forma en cómo piensan otros, no te deja algo bueno. Te hace ver odioso y poco comprensivo, en parte, conductas parecidas al Sr. Trump

¿Cuántas conductas similares ves en los demás?, ¿Eres como Donald Trump o vivimos rodeados de Donalds Trumps?

Publicado en Imagen profesional y comportamiento | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

¿Cómo desarrollar una imagen ejecutiva carismática?

 En artículos recientes comentaba sobre los beneficios que puede traer una imagen positiva para todos aquellos que ven a ésta como una cuestión de querer más que de poder. De actitud más que de aptitud.

Ser carismático es uno de los más grandes anhelos que desean las personas que quieren y que están conscientes que su imagen personal no es perfecta pero puede ser perfectible. Conocen sus fortalezas y áreas de oportunidad, y en consecuencia, actúan.

El carisma no es agradar a todas las personas sino agradar más fácilmente a los demás, reduciendo el posible rechazo de otros. Es lograr captar la atención de los demás de manera instantánea, inspirándoles confianza y seguridad.

Aclaro. Para tener una imagen ejecutiva carismática es necesario, primero, autoconocerse. De nada sirve fingir algo que no se es aunque se quiera hacerlo. ¿Entonces si mi personalidad no es carismática, nunca podré llegar a ser carismático?

Así como el liderazgo, el carisma se puede desarrollar cada vez más y mejor pero siempre partiendo de lo que es uno. De la esencia. No se trata de ponerse máscaras sino tener más inteligencia social.

Consejos para desarrollar una imagen ejecutiva carismática –con inteligencia social:

1.Mostrarse confiado: mostrar confianza inspira fe a los demás en tus habilidades, en lo que haces.

2. Estar relajado: proyectar energía positiva a los demás en lugar de ansiedad y estrés.

3. Lenguaje corporal

a) Tener una buena postura: no es tener una postura rígida al caminar o al sentarse sino tener una postura natural, derecha.

b) Saludo de mano firme y contacto visual: expresar agrado y atención al conocer a alguien.

c) Tratar a todos por igual: y con respeto, sin importar su clase social o nivel intelectual.

 4. Expresar emociones: ser genuino sintiendo emociones como alegría, miedo, frustración, enojo, evitando suprimirlas y siempre controlándolas pensando en las consecuencias.

5. Pensar antes de hablar: suena sencillo pero esto implica un cambio de mentalidad. Es mejor guardar silencio cuando no se tiene algo importante que decir.

 6. Hablar con seguridad: y hablar claramente variando el tono, ritmo, volumen y énfasis en las palabras. A veces lo repetitivo, aburre.

7. No copiar otras personalidades carismáticas: somos diferentes y tenemos diferentes formas de agradar a los demás con inteligencia social.

8. Tener un mensaje: no tener miedo de ser controversial. Si crees en algo, comunícalo a otros de forma respetuosa sin apasionarse.

9. Sonreír: tener una sonrisa natural, que nazca del corazón y no nada más que sea de dientes para afuera.

 

Publicado en Imagen profesional y comportamiento | Deja un comentario

¿Cómo comprar un traje?

Comprar un traje puede ser nuestra mejor o peor inversión. La influencia de la moda y el marketing muchas veces nos llevan silenciosamente a elegir más la opción ideal, la que le vimos a un artista en la televisión o en aquella película, en lugar de la real, la que va con nosotros y nos favorece.

Seamos realistas y pensemos que de la moda sólo va con nosotros lo que nos acomoda. Lo que ayuda a realzar nuestras fortalezas y no las debilidades del cuerpo.

El primer paso para comprar un traje es aceptar nuestro cuerpo y darnos cuenta que así como le vemos defectos también tiene muchas cosas buenas. Es así que si somos delgados, con sobrepeso, alto, bajo de estatura, con los hombros caídos, si tenemos cuello o no, tenemos que saber que los trajes nos ayudarán a minimizar o resaltar todo eso, depende de cada quien.

 

Mujeres

Para las de piernas cortas y talle largo, eviten usar trajes que tengan faldas largas, sacos largos así como aquellos que tengan pantalones con valencianas. Se les recomiendan trajes con pantalones de línea vertical para lucir más altas y/o faldas que lleguen a la mitad de la rodilla.

Si las piernas son largas y el talle es más corto, se debe prescindir de usar trajes que tengan pantalones de líneas verticales así como cinturones anchos, sacos cortos o aquellos que tienen faldas muy cortas o pantalones con pretinas anchas. Se aconseja que usen trajes en el cual el saco sea largo, la falda sea larga, los pantalones tengan valenciana y que tengan pretina delgada o de preferencia que no tengan.

Para las chicas de abdomen prominente la recomendación es que compren trajes con sacos de tamaño mediano y que sean de texturas delgadas así como los pantalones que no tengan pinzas.

Para las que son de estatura petite el consejo es que usen trajes con pantalón de pernera recta, así como faldas y/o pantalones con líneas verticales y usen trajes o en un solo color para estilizar su figura.

 

Hombres

Para los de piernas cortas y talle largo, deben evitar usar sacos largos así como pantalones con valencianas, se les recomienda pantalones con línea vertical para tener mayor altura.

En caso de que las piernas sean largas y el talle más corto, no hay que usar trajes cuyos pantalones tengan líneas verticales y pretina ancha, así como cinturones anchos. Se aconseja que usen trajes cuyo saco sea largo, pantalones tengan valenciana y la pretina sea delgada o de preferencia que no tenga.

Para los de abdomen prominente se aconseja comprar trajes en los que la longitud del saco sea mediana y que prefieran las texturas delgadas por encima de las más gruesas. Los pantalones recomendados son aquellos que no tienen pinzas.

Para los de estatura petit, usen pantalones de pernera recta, con líneas verticales, así como trajes en un solo color para hacer más alto su cuerpo.

Esperemos que estas recomendaciones te ayuden a hacer mejores compras e inversiones en tu imagen profesional y liderazgo.

Publicado en Imagen personal y vestimenta | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario